El Diablo si Existe (Y Tomó el Poder en Venezuela)

Por Anala Affigne

Trágicamente me di cuenta de que el diablo si existe, había dentro de mí la creencia religiosa como un dogma cristiano, con la imagen desdibujada como cuentos para niños, pero trágicamente, vi el rostro del diablo durante la destrucción de mi hermoso País.

El diablo existe y está vivo dentro de cada incapaz, resentido y flojo que colaboraron con la destrucción de Venezuela. Si nos fijamos bien, podemos descubrir su rostro en los alaridos de Diosdado Cabello, gritando más duro y amenazante, tratando de esconder el temor que siente de que una mañana sorpresivamente se encuentre preso o muerto por sus crímenes, en ambos casos deberá pagar, a la justicia humana o la divina, pero tendrá que pagar.

En el rostro desquiciado, cual poseída del exorcista, de Iris Varela, pervertida por las drogas, los muchos años de prostitución y perdición, quien quiere cobrarle al mundo la desgracia de su vida, sin reconocer que es consecuencia de sus propias incapacidades, flojeras y vicios, por querer tener todo sin trabajar nada, en el rostro deforme de Delsy Eloina Rodríguez, quien junto a su desquiciado Hermano, Jorge Rodríguez, (Siquiatra?), quien confesó que la destrucción de Venezuela era parte de su venganza, por la muerte de su padre, el Terrorista, asesino Jorge Rodríguez (padre de los engendros), quien en sus tiempos de vida, se dedico al secuestro, robo y asesinato, entre sus secuestros más famosos fue el de William Frank Niehous. Entre los implicados, se mencionó a: Ali Rodríguez Araque, conocido como El Comandante Fausto, quien fue Secretario General de la Unasur (2012-2014) y actualmente es embajador en Cuba. Fue Ministro de Energía Eléctrica de la República Bolivariana de Venezuela. Antiguo líder guerrillero comunista, ha ocupado diversos cargos en el gobierno del Presidente Hugo Chávez, como los ministro de Energía y Minas (petróleo), canciller (Ministerio de Relaciones Exteriores), ministro de Economía y Finanzas, secretario general de la OPEP, Presidente de PDVSA, y Embajador de Venezuela en Cuba; Fernando Soto Rojas (quien llegó a ser Presidente de la Asamblea Nacional) y se escapó a Francia; José Aquino, asesinado en el sitio donde consiguieron a Niehous; Mirelis Pérez Marcano (encargada de cuidar al norteamericano, quien luego ocupó una curul por el PSUV); Salomón Mesa; Fortunato Herrera; Iván Padilla Bravo (también con un alto cargo en el gobierno de Hugo Chávez); más David Nieves -fue Cónsul en Vigo- y Jorge Rodríguez, quien murió cinco meses después del secuestro como consecuencia de los golpes recibidos durante el interrogatorio en la DISIP, cabe agregar que los implicados en la muerte de Rodríguez, pagaron con cárcel su delito.

Viendo los rostros de los hermanos Rodríguez, se ve la semblanza del diablo en su peor faceta, el odio toma esa forma rápidamente y aderezado con la venganza injusta, ya que Venezuela no tiene la culpa de los delitos de su padre, pero bien les vino el dinero con el cual fueron a estudiar a Francia, y obtener bienes con el dinero de tan horrible secuestro, pero los resentidos no razonan, acciones. Tenemos el caso del auto odiado Aristóbulo Isturiz, quien odia tanto su color, que trato de prohibir su nombre en Venezuela. Es un maestrucho que obtuvo el título por trabajar en el campo y solo podía asistir a niños de preescolar, y con tan poca educación Es el actual Ministro de Educación y, a su vez, el Vicepresidente Sectorial para el Socialismo Social y Territorial de Venezuela. Anteriormente se venía desempeñando como Comunas. Fue diputado del Congreso Nacional (ahora Asamblea Nacional) y alcalde del municipio Libertador de Caracas entre los años 1993 y 1996. Ex ministro de Educación en el gobierno de Hugo Chávez desde el año 2001 hasta 2007. En las elecciones regionales de diciembre de 2012 resultó electo gobernador del estado Anzoátegui. Fue ministro del Poder Popular para las Comunas y los Movimientos Sociales del gobierno venezolano; son demasiados los rostros del diablo en este narcoterrorismo que tomo por asalto a Venezuela, pero quiero cerrar con el rostro del estrambótico maduro, que ha llegado a tamañas dimensiones por el hambre desaforada generada por la ansiedad y el miedo que le carcome las entrañas. Ya no confía en nadie, no sabe qué hacer, el terror se apodera de su cuerpo y la única salida que ve es matar a todos los que se le oponga, ve fantasmas en todos lados, y la maldad del diablo toma su cuerpo, y se refleja en su mirada.

Lo malo del diablo es que no solo ocupa a una persona, puede ocupar a muchas al mismo tiempo, se expande como plaga, solo debe tener el terreno abonado. Con ese terreno jugo Hugo Chávez, muy bien asesorado por un criminal mayor, Fidel Castro, y le enseño a manipular a las masas embrutecidas con la inconformidad, la pereza, la envidia del exitoso, la incapacidad y la falta de disposición para alcanzar las metas, desear tener lo que otros pero sin trabajar, con la vagancia, con la ignorancia, con el resentimiento. Y esas masas empezaron a oír lo que querían, no era su culpa, la culpa era del que tenía todo, sin ver el cuadro completo, empezaron a odiar, sin importa el no tener, pero que no lo tengan los demás, empezaron a conformarse con la desgracia repartida igualitariamente, y el diablo empezó asomarse en sus rostros, envilecidos por el odio, la envidia y el resentimiento. Otros escalaron mas allá, la venganza, al no tener consecuencias sus actos, comenzaron a robar y matar, con saña, con maldad, y el diablo se hizo presente dentro de ellos, así el diablo tomo el mando, todo lo malo era lo bueno y lo bueno era lo perseguible, una maldad que avanzo fuera de toda proporción. Los méritos, los logros, eran delito capital, la capacidad y el trabajo sus peores enemigos, y el diablo se multiplico. Se fue la luz y dominó la oscuridad.

Aún cuando el artículo parece religioso, no es así, es mi manera de explicar lo que ha pasado en Venezuela, de cómo la cloaca tomo el mando, execrando a la gente capaz y honesta, de cómo un población empobrecida por diferentes factores, se transformo en una legión de demonios que acabo con el país. Dicen que todos somos responsable de la destrucción y lógico que es así, en mayor o menor cuantía, pero si se que lo que paso no es cuestión de culpas sino de circunstancias, se produjo la tormenta perfecta y una gran mayoría no la vio venir.

Los políticos y empresarios que pensaron que Chávez era un bobo manejable, desconociendo que el ya tenía titiritero, los viejos partidos que manejados por una cúpula corrupta, al ver la pérdida del mando, opto por apoyar a quien no tenía la fuerza de ganar. Los traidores del gobierno de Carlos Andrés Pérez, quienes confabulados para tomar el poder por la fuerza, utilizaron al peor de los soldados y le dieron publicidad permitiéndole hablar ante las cámaras, para que las personas creyeran que lo hacía por el país. Los cómplices que se confabularon con gobiernos extranjeros ofreciéndoles las riquezas que luego repartieron sin control. El funesto Hugo Chávez se enorgullecía de creer pertenecer al eje, del mal, lo que pasa es que no llenaba los requisitos, era más fácil para el alcanzar el mal que el bien, porque su pereza, su ignorancia y su rencor nunca harían de él una buena persona, uno de los seres más grises que ha pisado este país, con sobradas razones su familia no lo quería, y esos que ellos son otra basura malagradecida, que comieron de la democracia, que les dio la oportunidad de trabajar, sin tener el conocimiento para desempeñarse. Pero así son los infames. Hasta para hacer caridad, hay que ver a quien se ayuda.

Chávez termino siendo víctima de su titiritero y obligado a nombrar como sucesor al incapaz de Maduro, más manejable para la tiranía cubana, acostumbrada a ser garrapata de cuanto imbécil tomaba el poder. La antigua Unión Soviética ayudo a Cuba porque tenían un lugar estratégico contra su enemigo mortal Los Estados Unidos, y luego de su desaparición, los cubanos quedaron en búsqueda del próximo iluso que soñara con la revolución cubana. Un enamoramiento que jamás entenderé, que quienes gobiernen no entiendan la gravedad de la “Revolución Cubana”, no merecen dirigir un país. Que tengan como héroe a un asesino como el Che Guevara, y hacen películas describiendo su valor, cuando en realidad, contaba el mismo que se alegraba cuando ejecutaba a sus enemigos, y traía a las familias para que los vieran, un criminal que dirigió el Banco Central de Cuba y en cosa de meses lo quebró, de tal manera que ya no existe, que el mismo gobierno cubano lo mando a matar, porque lo convirtieron en símbolo de la revolución y eso a Fidel Castro no le agrado. Quedaría semanas explicando porque el diablo usurpa el poder en Venezuela, pero ya está muy largo el articulo, lo importante es de que aprendamos de esta devastadora experiencia que acabo con uno de los países mas bellos del mundo, refugio de todo aquel que quisiera vivir en el , sin importar raza, credo, sexo o nacionalidad.

Aprendamos a ver el rostro del mal que se esconde en la persona que trata de obtener nuestros votos, una guía importante para descubrirlo es ver su trayectoria, escuchar sus pensamiento, descubrir sus resentimientos, ver sus alianzas y a quienes admiran, pero sobre todo, debe tener principios morales, de hogar y de fe, y por último, que esté capacitado realmente para el cargo que quiere ocupar. Cuando votamos, no elegimos a nuestro jefe, elegimos a un empleado para que desarrolle un trabajo, un trabajo de debe cumplir a cabalidad y por el que nos tiene que responder cuando lo consideremos conveniente, no hay nada que agradecerle, no es nuestro dueño para que venga a utilizarnos ni a condicionarnos, y sobre todo, ese cargo debe ser de libre remoción en el momento que los ciudadanos lo considere conveniente. Si tomamos estas precauciones, evitaremos que el diablo tome el poder en nuestros países, en este momento es tarde para Venezuela, necesitamos un exorcismo ( Intervención Militar o Humanitaria) para sacar el diablo del poder, pero si aprendemos de lo sufrido, podemos elegir a un buen ciudadano que gobierne a Venezuela con inteligencia, honorabilidad, decencia, capacidad de trabajo, capacidad para llamar a los mejores colaboradores y mucha fe, en el País y su pueblo, en sí mismo, pero sobre todo en Dios.

La Articulista

anaaffproyectos@gmail.com

SinMordaza es un medio de comunicación libre en el que se pueden expresar todas las tendencias.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *