Dime cuál es tu enfoque… Y te diré a dónde llegará este país.

Dime cuál es tu enfoque… Y te diré a dónde llegará este país.

Por: Franciso Solís Enciso

A más de cien kilómetros por hora un águila desciende en picada desde lo alto de las montañas. Ha visto una presa, y en milésimas de segundo calculó las condiciones del viento, la posición del sol y la distancia de su objetivo. Su clave para casi nunca fallar es sencilla: “Está enfocada”.


Así como el águila fue creada con atributos aerodinámicos de tanta precisión, el ser humano también ha sido creado con unos dones y talentos genuinos que deberían permitirle alcanzar sus objetivos y vivir una vida plena. Pero en muchas ocasiones hemos fallado en alcanzar nuestras metas porque, a diferencia del águila, nos hemos desenfocado.


Los afanes, las luces que hacen brillar a otros, las corrientes y modas del entorno pueden distraernos de nuestras metas individuales, porque en un mundo globalizado e instantáneo, es fácil perderse entre tantas falsas ideas de éxito. Sin embargo, por encima de lo que la cultura consumista ofrece, cada ser humano lleva en su interior un propósito mayor, y sólo conociendo ese propósito y enfocándose en conseguirlo podrá alcanzar la plenitud de su existencia.


En tu interior hay metas, sueños y anhelos. Las herramientas que necesitas para lanzarte en picada a alcanzarlos también están dentro de ti, envueltos en forma de talentos. No dejes que tu vuelo sea fallido, si te enfocas en lograrlo, tu propia pasión te dará la energía para avanzar. Una vida con propósito siempre será una vida trascendente.


Como formador en principios y valores, he tenido la oportunidad de capacitar a miles de jóvenes colombianos, y he notado que muchos de ellos carecen de un propósito claro en sus vidas, una de las razones de este lamentable hecho, es que el legado de las mafias y las guerras han influenciado de tal forma nuestra cultura que, tal como ocurre hoy en Colombia, la violencia y el delito terminan siendo exaltados, y a lo malo se le termina llamando bueno, y por eso muchos propósitos de vida quedan relegados por la tentación del dinero fácil y de otra cantidad de anti valores que permean nuestra sociedad.


¿Hay algo qué hacer? Claro que sí. Colombia debe ser dirigida por hombres y mujeres de fe que tomen decisiones con base en valores morales y no en conveniencias personales. Líderes de testimonio que guíen al país por una senda diferente, una senda que le permita a nuestros jóvenes enfocarse en propósitos de vida honorables, porque si se premia a quien hace el mal, qué ejemplo damos a nuestras futuras generaciones?

Soy Franciso Solís Enciso, estoy felizmente casado, tengo dos hijas y cuatro nietos; y creo que sí es posible construir una Colombia mejor para nuestra generaciones. En compañía de la Dra. Viviane Morales y un gran equipo de hombres y mujeres de fe del partído político SOMOS estamos llamando a personas como tú, que saben que tenemos que hacer algo. Porque el futuro de nuestros hijos no puede seguir cambiándose por cacahuates. No, ya no más.

Si te identificas con nuestras creencias te invito a dejarnos tu e-mail para estar en contacto. Gracias.

Haz parte, Colombia nos necesita, es urgente e importante, es hora de enfocarnos en nuestra nación.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *